4/12/13

Preparar la despensa para hacer una dieta baja en carbohidratos

Se está preparando para seguir una dieta baja en carbohidratos. ¡Felicidades! La gran pregunta es qué debo tener en la despensa.



Vamos por partes:

Primero hay que eliminar de la comida “basura”!! Nos deshacemos de los caramelos, el chocolate, los helados, etc. No importa QUE método quieres utilizar para perder peso esta comida basura tiene que salir de la casa.


El segundo paso nos lleva a tirar todo, sí, sí todo lo que contiene muchos carbos y los azucares. Una buena idea en lugar de tirar a la basura podemos donar todo lo que está sellado, conservas y alimentos frescos a un banco de comida. Puedo asegurar que será bienvenido.

 Ahora que nuestra cocina está libre de alimentos potencialmente peligrosos para nuestra figura  es tiempo de volver a empezar con el aprovisionamiento de lo que podremos necesitar o querer para cada fase.

 Es hora de divertirnos eligiendo los alimentos para aprovisionar nuestra cocina porque no hay nada más irritante que empezar a hacer una receta y darnos cuenta que nos falta un ingrediente.


La despensa es más que lo que tenemos a nuestra disposición, también es el lugar donde se guarda. He pensado compartir con vosotros lo que tengo mi dispensa baja en carbos, pero esto no significa que es lo que se debe de tener en todas las dispensas porque lo bonito de hacer una dieta baja en carbohidratos es que cada uno puede adaptarla a sus necesitadas y gustos y que en mi casa todos estamos en la fase de mantenimiento. es cierto que en la fase de inducción la variedad es algo más restringida.


Con la siguiente lista casi siempre tengo todo lo que necesito cuando quiero cocinar. Nunca cocino, o casi nunca cocino solo para los que siguen una dieta baja en carbohidratos. Para servir una comida para todos solo añado unos alimentos para los además.


Las proteínas:

 Res, cerdo, aves de coral, pescado (sobretodo los pescados azules) y como no marisco (gambas percebes, nécoras, pulpo, mejillón, angulas, camarones, calamares, etc. huevos.

Grasas:

 Aceite de oliva virgen extra y de girasol

Aceites especiales (cacahuete, almendra y de semilla de uva)

Mantequilla con y sin sal

Grasa de bacón y panceta (guardo todo lo que queda en la sartén).

 Lácteos:

 Mantequilla con y sin sal

Huevos grandes,

Yogur griego natural (no el desnatado)

Nata (crema de leche) para montar

Quesos

Leche de almendra y de coco sin azúcar



Aderezos y condimentos:

Algunos de mis favoritos, en ningún orden en particular: sal, albahaca, canela, nuez moscada, comino, tomillo, curry en polvo, orégano, pimienta, mace, mostaza seca, hojas de laurel, eneldo, clavo, jengibre, pimienta negra y blanca, pimienta en granos, pimentón dulce y picante, salvia, semillas de: apio, amapola, sésamo y girasol,  ajo y cebolla en polvo, perejil, salsa de soja
Vinagres (sidra, vino tinto, balsámico)
Mostazas preparadas (amarilla y de Dijon
rábano picante
pasta de anchoas
alcaparra
aceitunas


Edulcorantes:

Erythritol granulado
Xilitol granulado
Truvia granulada
Stevia granulada y líquida
Sacarina pastillas y líquida


Suministros de horneado:

Harina de almendra
Harina de coco
Harina de linaza
Harina de avellana Harina
Cacao en polvo (Valor)
Levadura en polvo
Bicarbonato
Extracto puro de vainilla
Otros extractos con sabor (arce, naranja, limón, almendra)
Xantana
Gelatina sin sabor
Surtido de frutos secos (enteros, picados, en rodajas laminados)


Congelados:

Surtido de verduras congeladas que incluye: espinacas, judías verdes, brócoli, espárragos, pimientos (compro las verduras de temporada y las congelo), corazones de alcachofa, bayas de todo tipo, etc.


Verduras:


Chalotes, cebollas, ajo, cebolletas, apio, coliflor, brócoli, espinacas, col rizada, col verde y lombarda, coles de Bruselas, nabos, lechugas, tomates, aguacate, berenjena, pimientos, calabacín, setas y limones



AGUA:

El agua es lo más importante en cualquier dieta, una dieta baja en carbohidratos incluido. debemos beber al menos 8 vasos de agua al día. Esto puede parecer mucho, pero siempre tenemos un vaso de agua al lado, nos sorprendemos de lo mucho que bebemos de forma rutinaria!! Puede se agua que tenemos en la nevera, una jarra o botellín sobre escritorio, una jarra con filtro no importa pero hay que beber agua sí o sí.



Las vitaminas son importantes:

Hoy en día no importa lo que comemos, necesitamos vitaminas. Hoy por hoy  es muy difícil obtener todos los nutrientes que necesitamos solo con lo que comemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos