21/7/13

Principales ventajas de los productos congelados



Su valor nutritivo

Análisis minuciosos han demostrado, que el alimento congelado, conserva intactas todas sus cualidades nutricionales, siempre y cuando esté tratado, almacenado y distribuido en buenas condiciones. En muchos casos su valor nutritivo es superior al del alimento fresco, simplemente porque este empieza a no serlo al llegar a casa cuarenta y ocho horas o más, después de su pesca, recolección, etc.

Veamos unos ejemplos:

Un pescado al cuarto día de su captura ha podido llegar a perder hasta el 50% de su valor alimenticio. Congelado inmediatamente después de su captura en alta mar, mantiene todo su valor nutritivo hasta el momento de su consumición.

Igual ocurre con las verduras, cuyo caso más extremo es el de las espinacas, que a las veinticuatro horas de ser arrancadas han perdido gran parte de sus vitaminas. Congeladas,  llegan al hogar tan ricas en principios nutritivos, como si las hubieran recogido de la tierra hace un rato.

Más aquí

Precio estables


Gracias a la congelación, un buen número de productos tienen una estabilidad de precios durante todo el año.

  • Pescado: Las cotizaciones del pescado frescos son, incluso para una misma especie, muy variables de una semana a otra. Dependen en efecto de las condiciones climáticas y del alejamiento de los bancos de pesca. En cambio, el precio del pescado congelado, puede mantenerse  estabilizado durante meses.
  • Verduras: Fuera de temporada su precio en el mercado llega a doblarse. En cambio, el precio de una verdura congelada, queda definido en pleno período de recolección.
  • Otros productos: La congelación permite regular las desproporciones entre oferta y demanda.

Además para la mayor parte de los productos, el precio es neto, o sea son desperdicios. Por ejemplo: 400 gramos de filetes de merluza congelada, equivalen a un kilo de merluza entera, y lo mismo ocurre en el caso de las verduras.

Facilidad de empleo

La mayor parte de las manipulaciones incómodas ya están hechas: limpiado y fileteado del pescado, pelado y troceado de las verduras, preparación de ingredientes de un plato, etc.

Esto es una facilidad y un ahorro de tiempo, ya que los productos congelados están listos para su empleo.

Así mismo constituye una forma de reserva, que ofrece diversas soluciones en caso de imprevistos o invitados de última hora.

Los alimentos congelados en casa
¿Qué alimentos se pueden congelar?

Prácticamente pueden congelarse todos los alimentos, tanto animales como vegetales, ahora bien:

  • Resulta más interesante congelar aquellos productos que no se puedan encontrar durante todo el año en estado fresco, por ser corta su temporada, tales como legumbres finas, verduras, algunas frutas, caza. También interesa congelar carne, aves, pescado, etc., así como los platos ya cocinados.

  • Conviene congelar los alimentos frescos cuando se encuentran en  el marcado a precios baratos

  • No interesa congelar las frutas que, como las manzanas, se conservan muy bien; las naranjas y plátanos, que pueden adquirir en cualquier época del año; las peras, que pierden su textura por su alto contenido de agua; las hortalizas corrientes que se conservan fácilmente como las patatas; los huevos, que pueden encontrar en cualquier estación del año a no sea que tiene gallinas en casa y que tiene muchos huevos; los concentrados de tomate y jugos de fruta, que se encuentran en conservas excelentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos