21/7/13

La compra de alimentos congelados





Al comprar productos congelados, se debe tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Elegir un establecimiento que ofrezca el máximo de granarías de un correcto mantenimiento de los productos congelados.
  • Vigilar las vitrinas expositoras. No deben estar sobrecargadas.
  • Un termómetro visible, debe permitir conocer en cada momento la temperatura de su interior, que no será superior a -18º C.
  • Los productos deben estar totalmente rígidos y su embalaje en perfecto estado, bien cerrado sin escarcha.
  • Dejar los productos congelados para el final de la compra. De este modo, estarán el menor tiempo posible a temperatura ambiente.
  • Es aconsejable utilizar una bolsa isotérmica o aislante, para el traslado se estos productos a casa.
  • No debe ponerse en la bolsa isotérmica ningún otro alimento junto con los congelados, para no elevar su temperatura.
  • Conviene llenar al máximo la bolsa aislante con productos congelados (conservan así mejor el frío) sobre todo si se desean guardar en un congelador doméstico durante semanas o meses.
  • Procurar que el traslado a casa no dure más de una hora.
  • Una vez en casa introducir sin demora los productos congelados en el congelador, procurando que el nombre del producto esté visible al abrir el aparato, para evitar aperturas prolongadas.
  • Utilizar siempre en primer lugar, los productos comprados con anterioridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos