21/7/13

La cadena del frío

Una vez congelados los productos en las fábricas especializadas, es necesario que estos se mantengan a una temperatura de -18º c a -20º C aproximadamente, hasta el momento de su utilización por el consumidor.

Al mantenimiento constante de estas temperaturas, en las cámaras de conservación, transportes, estancia en los puntos de venta y posible conservación en los hogares, se llama “cadena del frío” y no debe interrumpirse en ningún momento.

Los últimos eslabones de esta “cadena del frío”, punto de venta y hogar, son los que requieren mayor atención  y vigilancia, para que los productos no sufran alteraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos